Creando papeles con filigrana




Este blog habla de papeles, de una empresa que quiere vender productos lindos y de la vida de sus creadores que, para muchos puede parecer bastante aburrida y común, pero que nosotros vivimos como una suma de desafíos y sorpresas (de las lindas y de las otras también… obviamente!)

Tengo a mi lado a un hombre que me acompaña (y cree absolutamente!) en varias de esas cosas que en mi cabeza se ven súper geniales! …aunque el resultado a veces termina pareciéndose más una presentación de CrónicaTV en vez de una dulce obra de Nora Ephron.

Pero con total coraje y esperanza o tal vez una buena cantidad de amnesia de “fracasos artístico-creativos", vuelvo a probar, y otra vez y de nuevo y…

Calando nuestro logo
Calando para el armado de la plantilla de nuestro logo.


Estos días le tocó el turno a nuestra querida tarjeta de presentación que ya fue rediseñada unos cuantos pares de veces: papel artesanal, de alto gramaje, con filigrana de nuestro logo, formato de etiqueta y varios detalles más.

Hice el primer intento hace bastante y, como suele suceder, no resultó como lo imaginaba, ni el proceso fue tan fácil como me había autoconvencido: No! Fue peor de lo peor! Empapé desde la cocina, hasta la tabla de planchar (que en realidad no es tanto porque mi casa es un dedal) y dejé un arsenal de macanas de la más variada procedencia en un desparramo al mejor estilo de Jackson Pollock (se que él me hubiera envidiado) La buena noticia fue que por lo menos mi mamá no llegó de sorpresa a visitarme (#desordenadayencimamaricona)

Después de un bueeeen tiempo arreglando medidas, retocando el encofrado y armando las bases para colar el papel, empezamos otra vez. Sí, “volvimos”, en plural, porque esta vez lo enganché a mi esposo y supuse que si no funcionaba, por lo menos seríamos dos para  limpiar.

Cortamos papeles, volvimos loca a la batidora, empapamos bastante poco y el día se completó con varios pliegos de diferentes gramajes, súper blancos, texturados y con la búsqueda más importante resuelta: filigranas! También llamadas “marcas de agua”, esas maravillas que sorprenden al ver un papel a través de una fuente de luz: la belleza hecha papel.


El proceso de creación de papales con filigrana
Pulpa de papel, esponjas para quitar el exceso de agua y mucha plancha para aquietar a mi impaciencia.

No tienen un acabado perfecto, y hay mucho que decidir todavía (probamos diferentes espesores de plantillas y hay que elegir sólo uno) También deben tener las medidas correctas para las impresiones y los cortes. Además todavía no sé cuál será el gramaje final del papel. Entre tantas tareas que vamos sumando yo por ahora me refugio en mirar y sentir la textura de esos pliegos tan preciosos y con sabor a satisfacción y a que vamos por buen camino.


Uno de los pliegos de prueba
Parte del resultado a través del sol de mi cocina. 




2 comentarios

  1. Anónimo21.6.14

    This is a topic that is close to my heart... Cheers! Exactly
    where are your contact details though?

    Also visit my website: how to grow taller

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you! In the sidebar are links to social networks and email.

      Eliminar

© Proyecto Filigrana